El salto a una vida hogareña

Hace
poco discutía con mi marido el hecho de cuánto me ha cambiado la vida hogareña.
Antes de decidir salir de trabajar de tiempo completo él era el más frikeado*
con la idea de que yo estuviera en la casa cuidando a nuestra hija. La verdad
es que yo estaba harta de trabajar, levantarme «temprano» (siempre
llegaba tarde), y año tras año hacer las mismas actividades una y otra vez. El
disfrute por lo que hacía había desaparecido. Justo cuando me embarazo empiezo
a ver la vida de otro color y luego cuando nace mi hija me siento renovada pero
enjaulada. Me di un tiempo, regresé al trabajo pero no, ya no era lo mismo, ya
el estar sentada sintiendo (literal) que mi hija me necesitaba a varios
kilómetros era un dolor punzante. Decidí dar el salto.
Un
salto para el cual no me preparé, lo reconozco, pero que meses después fui
dominando. Tratando de vivir y continuar la vida que ya llevaba solo que ahora
fuera de la jaula. Que ironía, creía que el problema era estar en la oficina
cuando en realidad el problema no era ese, el problema estaba en el
pensamiento. Se me había reducido tanto, se había moldeado y exprimido. Las
ideas propias se habían reducido muchísimo.
Un
salto en el cual lo más difícil ha sido el manejo de mis emociones. Esas que
tratas de controlar para tener una vida funcional, amar a los que te rodean y
ver la vida llena de luz y alegría. Sin embargo, cuando sales de la estabilidad
todo se torna marrón o incluso oscuro. La vida que tú soñaste no es la que
tienes, las emociones empiezan a inundarte y te sientes asfixiada. La vida
hogareña te remonta a la niñez, a tus épocas de estudiante y todo se va
sintiendo.
Un
salto donde lo más importante fue no perderme, no desistir de volver a
encontrarme. Buscar en lo más íntimo de mi ser la que soy y darme palabras de
amor y ternura. Reencontrarme con mi realidad, con mis sueños, mis planes
futuros, mis metas, mis creencias y hacerme un plan flexible para lo yo
necesito y deseo.
Un
salto que me llevo de frente con la maternidad, a vivirla cada día como
pudiera. Pues aparte de no perderme necesitaba atender y cubrir las necesidades
de mi hija. Que fuerte! Como pedirme a mi misma dar amor cuando estaba débil
por dentro. Y pude, pude reencontrarme y seguir viviendo mi maternidad anhelada.
La vida nos da sorpresas, todo sirve para nuestro crecimiento y siempre se
encuentra el momento justo para cada lección. Si hubiera tenido que elegir a un
maestro nunca hubiera elegido a un ser tan pequeño a mis ojos, pero mi hija es
mi más grande maestra. 
Y
todo ha sido construir la vida hogareña que siempre he querido tener. Hoy
consideramos la vida hogareña como parte de la rutina, como un lugar al cual ir
a dormir, sin darnos cuenta que es un lugar al cual regresar después de salir a
conseguir el pan, como siempre ha sido! Una vida hogareña estable, amorosa,
energizante y acogedora nos reconecta con nuestro ser interno, con nuestros
sueños, con el propósito de nuestra vida. Una vida hogareña nos empodera. 
Han
pasado ya 31 meses desde que deje de trabajar de tiempo completo, y no me
arrepiento del salto. Claro que he tenido problemas, sentimientos difíciles de
manejar, pero todo ha valido la pena porque me he reencontrado conmigo misma y
eso no tiene ningún precio. Cada mujer tiene su camino, soy creyente de que
cada ser humano tiene una misión en la vida y para mi el saberme madre y
custodia de la vida hogareña me hace sentirme la mujer más libre del
planeta. 
*
frikeado: Manera latina de decir: freaked out. Lo cual es una experiencia
de sentimientos encontrados o alucinaciones, comportamiento irracional.
Yolanda
Castillo es mujer, madre y emprendedora en línea. Diez años de experiencia de
diseño gráfico le bastaron para darse cuenta que necesitaba hacer algo más con
su creatividad. Fundadora de Círculo de Mujeres Creativas en donde apoya a
mujeres que tienen ideas creativas y las ayudo a convertirlas en negocios
prósperos y lucrativos. Además apoya como anfitriona en The Founding Moms’
Exchange: Monterrey donde trabaja con mamás emprendedoras de manera
presencial. 

Últimas entradas de Azucena Caballero (ver todo)

¿Sabes cómo es una mujer realmente empoderada?

En nuestra clase gratis te vamos a enseñar las 4 claves que hacen que cualquier mujer se empodere y tome las riendas de su día a día y disfrute de ser quien verdaderamente es.

Deja un comentario

Mis amigas, las locas

Estás loca, le dijeron a mi amiga cuando: – Se divorció del hombre que le gritaba, o la ignoraba, o la engañaba o no la

Read More »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies