Niñas teniendo niños…

Cuando
hablamos de embarazos adolescentes surge la frase “niñas teniendo niños”,
hablando de la falta de recursos emocionales y físicos que tiene alguien que se
enfrenta a la maternidad sin tener la madurez requerida para ello.

Pero en
ocasiones, resulta que hay adultas que todavía son “niñas” teniendo niños, mujeres
adultas  que siempre han sido
“obedientes”, hacen “lo que se espera” de ellas, “no decepcionan a nadie”,  y cuando deciden vivir en pareja, lo que
sigue es tener un bebé, ¿es lo que se espera, no?

Nos han
educado así, si protestamos “ah, que niña tan berrinchuda” y hay que acabar con
esos berrinches, con  la rebeldía, se
mira mal que protestemos, que digamos “no”, que decidamos algo fuera de el
camino, crecemos sabiendo que es lo que se espera de nosotras,  pero cuando entramos a la maternidad, donde
los caminitos no son tan claros a veces nos encontramos confundidas, con un
bebé en brazos que no hace “lo que debería hacer” o no crece “como debería”
pese a que seguimos todas las reglas o hicimos todo lo que se supone deberíamos
hacer según X o Y o Z.

Al tener un
test de embarazo positivo en la mano, van con un especialista, ya que hasta que
el médico no lo diga no es “oficial”, nace el bebé, por parto o cesárea ya que
“el médico dijo que era lo mejor”, tal vez intente amamantar, o tal vez no,
depende de lo que le diga el pediatra y para la crianza, tomará partido con lo
que diga un “especialista”  ya sea a
favor de crianza respetuosa o de opciones más tradicionales.

Creo que
muchas hemos pasado algún tiempo por alguna de esas etapas, esperando que
“alguien” nos diga que hacer, o aferrándonos a banderas de lo que es “correcto”
y sentir que nosotras estamos bien y los demás están equivocados (los que no
hagan lo que nosotras, ya sea crianza, veganismo, vacunar, no vacunas, etc…).

Mamás,
papás, los únicos expertos en sus hijos son ustedes mismos, quienes viven con
ellos día a día, las personas que nos dedicamos a dar consejería y
acompañamiento solo podemos dar eso, consejos y acompañar, pero el crecimiento
y las decisiones tiene que venir de ustedes.

A veces
parece más fácil entregar nuestras decisiones a alguna corriente de pensamiento
y de ahí esperar indicaciones, pero nadie nos va a decir siempre que hacer en
cada situación, nos han educado para esperar instrucciones o guía y para
demostrar de algún modo, con “resultados” que estamos en “lo correcto”. Los
padres y las madres debemos empoderarnos como expertos en nuestros propios
hijos, que podemos usar consejos y recursos para ayudarnos, pero decidiremos lo
que en ese momento consideremos mejor para nuestra familia.

No
necesitamos demostrarle nada a nadie, ni pensar “huy la cara que van a poner
todas cuando vean que yo…” lo que sea. 
No vivamos para el exterior, crecer implica tomar y asumir decisiones,
aunque esas decisiones no sean populares en algún ámbito.

Cierra los
ojos, toca tu corazón, toma tus decisiones de acuerdo a las necesidades de tu
familia,  asúmelas y disfruta tu
maternidad, que es 100% única ya que no hay otra familia ni otra situación
igual a la tuya para comparar si lo haces “mejor” o “peor” que nadie, crece y
EMPODERATE.

Leticia
Jiménez
 
Últimas entradas de Azucena Caballero (ver todo)

¿Sabes cómo es una mujer realmente empoderada?

En nuestra clase gratis te vamos a enseñar las 4 claves que hacen que cualquier mujer se empodere y tome las riendas de su día a día y disfrute de ser quien verdaderamente es.

Deja un comentario

La normalidad del mal

No me gusta comentar la actualidad o el futuro a corto plazo. Pienso, como historiadora, que mis análisis deben ser más globales y enfocarme en

Read More »

Todos saludan a los vecinos

En España se denuncian unas 1500 violaciones al día, posiblemente 1 de cada 10 (si comparamos con cifras de países desarrollados donde denunciar una violación

Read More »

La Guerra Interminable

La primera regla de la NO VIOLENCIA es no dejar que te violenten y denunciar con voz clara y rotunda la violencia que sufres o

Read More »

Salvación y feminismo

5 mujeres estranguladas en Valencia y no pasa nada. Una madre separada de sus hijas y ellas entregadas al maltratador y abusador. La ONU dice

Read More »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies