Crea bloques de tiempo para las cosas importantes y ten siempre en cuenta los imprevistos.

 

Cuando nos enfrentamos a la ardua tarea de organizar nuestro tiempo a veces nos da la sensación de que se nos escurre de las manos sin más y de que no hay nada que podamos hacer. Esto no tiene por qué ser así. Nosotras somos las que decidimos como queremos pasar nuestros días.

Vamos a empezar por algo básico. Coge una agenda, una hoja de papel, una libreta, lo que mejor te vaya.  Cada día tiene 24 horas y lo primero que necesitamos saber es cómo las usas realmente. Anota todo aquello que haces a la semana: tareas, trabajo, desplazamientos, cocinar, comer, comprar, etc. Anota el tiempo real que tardas en cada una de ellas para ver qué tiempo realmente te queda libre. Necesitas bloquear tiempo para pasar en familia, hacer cosas con tus hijos, tiempo en pareja y tiempo que sea solo para ti, al menos dos horas semanales en exclusiva para ti.  Si no ves tiempo disponible vas a tener que cambiar cosas.

De todo lo que has ido anotando ¿qué cosas son innegociables en cuanto a días y horas? Subráyalas. Ahora que ya lo tienes claro, todo aquello que es negociable ¿está alineado con tus prioridades? ¿Necesitas cambiar algo?

Cuando estés organizando tus bloques de tiempo has de tener en cuenta ciertas cosas:

  1. Necesitas bloquear momentos de descanso a lo largo del día, ya que la energía sube y baja y es necesario tomar ciertos descansos que te permitan reenergizarte y ser más productiva luego.
  2. Necesitas tener en cuenta los biorritmos de tus hijos. Si tu hijo es de los que se levantan lentos puedes hacer ciertas tareas mientras él va despertando y reaccionando. Por el contrario si tu hijo se despierta lleno de energía y actividad, no elijas la mañana para ciertas tareas y mejor ponlas después de comer, cuando él descanse o en otro momento que se ajuste más a vuestras necesidades y dinámica cotidiana.
  3. Ten presente que siempre van a aparecer imprevistos. Necesitas tener esto en cuenta para siempre planificar menos de lo que puedes hacer en un día, de esa forma si hay imprevistos no pasará nada. Si terminaras todo lo planeado siempre puedes mirar tu lista de tareas pendientes si quieres seguir haciendo cosas en lugar de descansar. De la misma forma, como siempre salen imprevistos, si hay algo que seguro, segurísimo quieres hacer esta semana, bloquea para ello diferentes bloques de tiempo. Por ejemplo, si quieres salir a andar tres veces a la semana, separa cinco bloques para ello, así te aseguras de que incluso con imprevistos es más fácil que cumplas tus objetivos.

Utilizar bloques de tiempo te ayuda a que uses tus días como realmente deseas. Si además utilizas un temporizador para no autosabotearte y usar el tiempo como de verdad te interesa lograrás tener tiempo para todo lo que más te importa.

Azucena Caballero

¿Sabes cómo es una mujer realmente empoderada?

En nuestra clase gratis te vamos a enseñar las 4 claves que hacen que cualquier mujer se empodere y tome las riendas de su día a día y disfrute de ser quien verdaderamente es.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies