Mamá, enfócate en tus prioridades actuales.

¿Cuáles son tus objetivos en este preciso momento? ¿Los confundes a veces con los que tenías hace unos años antes de ser madre?

¿Te has encontrado pensando en una imagen de éxito en la que te ves casi como una ejecutiva agresiva de los años 90, viajando mucho, dando conferencias, y volviendo a una casa de diseño con un precioso coche deportivo? Si ese era tu sueño de juventud y lo has alcanzado, perfecto, ahora puedes enfocarte en aquello que deseas ahora. Y si no lo conseguiste, sé realista, ahora que eres madre ¿realmente encaja ese patrón con lo que más te importa? Seamos honestas ese tipo de éxito es de un tipo muy concreto y una vez eres madre es poco sostenible si de verdad deseas pasar tiempo con tus hijos y ponerlos a ellos en el top de tus prioridades junto con tu salud.

Ser madre cambia la vida profundamente. No necesitas renunciar a las cosas que deseas, pero sí vas a necesitar revisar si sigues deseando ahora lo mismo que hace diez años. También necesitas revisar si tu nivel de energía es el mismo que tenías entonces. A veces nos forzamos. Parece que cuando has tenido un niño y este ha cumplido un año tú has de estar otra vez a tope trabajando y desarrollando una carrera profesional, recuperando tu figura, y teniendo una vida que aparente que tú eres la misma que antes de ser madre, y no es así. Esa es una opción si lo deseas, pero también puedes desear disfrutar de días más calmados, trabajar de otra manera, cuidarte integrando a tus niños en ello y en lugar de querer dejar al niño con la abuela para tú ir al gimnasio prefieres ir a sesiones de baile o de yoga de mamás con bebés y pedirle a la abuela que cuide al peque para otras cosas, o no lo quieres dejar con  nadie y todo está bien. Lo que importa es que tú tengas claro qué quieres ahora.

Habíamos hablado hace poco de cuales son tus prioridades principales ahora mismo, revísalas y mira a ver si ahora mismo es tan importante para ti tener cuerpazo de sirena o estar todo el día, de sol a sol, trabajando fuera de casa o si son otras cosas las que ahora mismo más te llenan. Hay muchos modelos y fórmulas para desarrollar una carrera profesional, y no todas exigen que apenas disfrutes de tus hijos.

Tener tus prioridades en mente y revisar tus objetivos para que estén alineados con quien eres en cada momento te ayudará a disponer de más tiempo para enfocarte en lo que realmente más te importa.

Azucena Caballero

¿Sabes cómo es una mujer realmente empoderada?

En nuestra clase gratis te vamos a enseñar las 4 claves que hacen que cualquier mujer se empodere y tome las riendas de su día a día y disfrute de ser quien verdaderamente es.

Deja un comentario

La sumisión. La penitencia. La victimización. La amabilidad en las quejas. La serenidad ante el abuso. La sonrisa ante el genocidio. La empatía mientras te

Read More »

Bella ciao

Conducir es algo que aprendí a hacer mayor y como reacción empoderante a una situación bastante fea… y se ha convertido en una experiencia de

Read More »

La pareja y la autoestima

La pareja que elegís no tiene mucho que ver con vuestra autoestima. Muchas veces los factores son más la suerte, el sexo, el interés, el

Read More »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies