Haz tiempo para ti, es una prioridad.

El autocuidado es esencial, o nos cuidamos o nos quemamos. Lo que conocemos como el “burnout”, quemarnos, es algo real, sucede. Quizás tú lo hayas vivido ya alguna vez o estés ahora mismo “quemada”. Para evitarlo solo hay un método: necesitas sacar tiempo para ti en medio de tu trabajo, tus hijos, tu pareja, otras obligaciones, etc. Necesitas crear momentos y rutinas de autocuidado.

Estas rutinas (o rituales) de autocuidado son actividades que haces por que las disfrutas sin más, por que son cosas que haces para ti. No son para tu familia, ni para tu trabajo, ni para tu pareja, ni tus padres, ni tus amigos, ni para nadie que no seas tú, tú y tu disfrute.

¿Y si no tengo tiempo para ello? Lo tienes. No puedes permitirte no tenerlo. Ahora veremos como lo hacemos.

Revisa tu agenda, ¿a qué dedicas el tiempo? ¿Tienes al menos dos horas a la semana que sean solo para ti? Si no es así, empieza a decir que no a aquellas cosas que en realidad sean las urgencias o intereses de otros, pero no sean importantes para ti y haz espacio para ti, para tu cuidado. Si no te cuidas todo acabará petando. Te lo digo por experiencia. Cuando nos quemamos no rendimos igual en NADA. No acompañamos igual ni a nuestros hijos, ni a nuestros clientes, ni estamos contentas con nada, y encima nos sentimos exhaustas todo el tiempo. Necesitas este tiempo para ti.

Vamos a ver algunos trucos que te pueden ayudar:

¿Y si aprovechas para hacer dos cosas a la vez cuando puedas? (Sí, yo en contra de todo lo que dicen los gurús de la productividad soy muy fan de la multitarea, creo que va con la maternidad y que ser capaz de gestionarla a nuestro favor es un triunfo). Te explico, dos cosas de baja intensidad intelectual, por supuesto, que necesiten poco foco mental. Por ejemplo, aprovechar que estás viendo un vídeo de Youtube o un capítulo de una serie y al mismo tiempo subirte a la bicicleta estática. Es un rato solo para ti y al mismo tiempo que disfrutas con tu mente, te cuidas el cuerpo. Aprovechar que vas a dar un paseo por el vecindario y escuchar al mismo tiempo un podcast, un audio-libro o música que te motive y te haga sentir feliz. Fíjate que te propongo aunar dos actividades que te hagan sentir cuidada y que solo te enfocas en ti, nada del típico combo ver una serie y doblar o planchar ropa, que eso lo puedes hacer, pero la sensación que deja no es la misma, queremos que te re-energices con estas actividades.
Ten preparada una lista de cosas que te encanta hacer y que te hacen sentir feliz, de esa forma cuando de repente tengas un hueco libre y no sepas qué hacer podrás revisar tu lista y elegir una actividad que tengas ahí.
Revisa durante una semana a qué dedicas de verdad, con honestidad brutal, tu tiempo. ¿Pasas más tiempo del que desearías haciendo scroll por Pinterest? ¿Te enganchas con cualquier chorrada en el móvil? Te recomiendo el libro “Digital Minimalism” de Cal Newport. Te van a dar ganas de desinstalar muchas de las apps de tu móvil y en otras darle al “log off” para que no sea tan rápido y sencillo pinchar en ellas y distraerte, y vas a querer trabajar de manera diferente en tu ordenador, ya lo verás.
Aprende a decir que no. Solo tienes 24 horas al día, elige actividades que te ayuden a ti a cumplir tus objetivos, y descansar y re-energizarte es fundamental para ello. Si no te ocupas tú este año de ayudar en la fiesta de la primavera de la escuela de los niños, no te agobies, no eres imprescindible. Ayuda el año que puedas de verdad, no el que estés tan a tope que no encuentres tiempo para ti. Cuidarte es importante.
Pide ayuda si la necesitas. No tienes por qué hacer todo tu sola. Tu pareja, tu familia y amigos te pueden echar una mano. Si tienes el dinero para hacerlo, contar con un asistente virtual o con ayuda en casa también te puede beneficiar mucho. Revisa en qué necesitas ayuda y pídela.

Recuerda que autocuidarte no es un lujo, es una necesidad. No estás abandonando a tu familia, o descuidando tu negocio. Al revés, estás ocupándote responsablemente de tu bienestar y salud precisamente para poder sacar adelante el día a día de todo lo que llevas adelante. Cuidarte debería ser una obligación.

Azucena Caballero

¿Sabes cómo es una mujer realmente empoderada?

En nuestra clase gratis te vamos a enseñar las 4 claves que hacen que cualquier mujer se empodere y tome las riendas de su día a día y disfrute de ser quien verdaderamente es.

Deja un comentario

Hablemos de ocio y placer

¿Cuánto tiempo real dedicas al ocio y a aquello que te resulta placentero? Ojalá tu respuesta sea que mucho, pero la mayoría dedican muy poco

Read More »

La perversidad de la tibieza

La sumisión. La penitencia. La victimización. La amabilidad en las quejas. La serenidad ante el abuso. La sonrisa ante el genocidio. La empatía mientras te

Read More »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies